Home

Un jueves, como cualquier otro, llegué a la asignatura de perspectivas editoriales y me hallé en una conferencia de la cual no me acordaba.Nuestro profesor trajo como representante de una editorial a Diana Hernández, editora de la novedosa Blackie Books. Nos adentramos como pupilos en un ameno viaje a través de su experiencia en el mundo editorial.

A todos nos encantó su charla y sobre todo ella, tan enigmática y divertida a la vez. Después de una hora y medía, que transcurrió sin darnos cuenta, nos repartió varias fajas de los diversos libros que habían ido publicando, y sorprendidos, comprobamos que era una literatura bastante inusual, con títulos entre el humor y la inteligencia, mezclados como un cóctel para acabar con portadas de lo más llamativas. Entre las fajas me quedé aturdida por el libro Crezco, sobretodo por que el autor lo escribió cuando solo tenía 16 años. Como si el destino quisiera que poseyera ese libro en mi estantería, un día me encontré veinticinco euros que los gasté automáticamente en la librería más cercana. Así fue como conseguí un buen día el libro de Ben Brooks.

Crezco es una obra con un gran alter ego del autor disfrazado por el protagonista bautizado como Jasper, el cual narra sus vivencia entre el alcohol, las drogas, el sexo y sobretodo la amistad. Esa amistad tan bonita que se crea en la adolescencia. Esa amiga que todos hemos tenido, con la cual compartimos todos nuestros temores, experiencias y nuestros proyecto de futuro. Lo más importante es que la obra en sí está construida en clave de humor, pero sin caer en la horterada. Además podemos observar que Ben Brooks tiene el don de narrar una buena historia y llenarla de inteligencia en cada una de sus palabras. Al acabar el libro tienes la sensación que no lo ha escrito un adolescente, y eso es lo más positivo. Cuando acabé de leer Crezco me acordé de la serie skins, una de las series inglesas  más famosas del momento, con permiso de Misfits, pero lo cierto es que este adolescente inglés narra una vivencia muy parecida a lo tratado en el guión de la serie anglosajona. Una vivencia extremis con la máxima naturalidad. El gran mérito de Ben Brooks es tener publicado en el mercado la cantidad de cinco libros, y haber ganado ya sus premios en el campo de la literatura. Da envidia sana el imaginarse al autor escribiendo sus borradores y dejando constancia de su cultura líteraria, nombrando inclusive a Murakami. Él ha echo un ejercicio pop de gran magnitud y dejando una cosa clara: ha nacido un gran escritor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s