Home

Las obras catalogadas como best-sellers se asocian a un producto literario que se aleja de los valores estéticos de la innovación. Se caracterizan por escasa potencia creativa y calidad, si lo comparamos con los cánones establecidos. Dicho fenómeno nace en la década del siglo XIX, concretamente en Estados Unidos a manos de Harry Thurson Peck, cuyo editor creó la revista “the bookman” que comenzó a publicar en 1895 la lista de libros más vendidos en varias ciudades norteamericanas. Con este experimento los best-seller se vieron relacionados con el influjo de los medios de comunicación y las masas, con la categoría de mass media. El lector es la pieza fundamental en la finalidad del éxito. El fenómeno de los best-seller provoca que nos hagamos una serie de preguntas: ¿que provoca que un libro se convierta en best-seller? ¿Cómo se construye?

David Viñas, en el enigma del best-seller expone la idea conspiratoria sobre una dirección de carácter político y económico hacia la manipulación de la cultura de masas. Esta idea nos hace pensar en los AIE (aparatos ideológicos del estado), donde se incluye los medios de información. Preparas los anuncios como si el mundo fuera un gran supermercado, con lo cual el gusto del ciudadano se puede domesticar. La idea no es tan descabellada si tenemos en cuenta que donde más libros se venden anualmente es en la sección librería del CARREFOUR. Puede provocar la colaboración de las editoriales para ofrecer un elenco de autores capaces de vender miles de ejemplares en estos centros comerciales. Nada más hallarte en uno de estos establecimientos podemos comprobar los deslumbrantes carteles con las últimas novedades, cogerás un autor marca leerás la sinopsis del libro y si te atrae lo comprarás. Los autores marca son aquellos que no venden por su calidad literaria sino por salir su nombre en el libro. Ocurre cuando tienes tu público fiel y eres consciente que aunque la obra sea de calidad inferior a tus otras obras, lo comprarán. Podemos poner de ejemplo a autores internacionales como J.Grisham o Stephen king, o nacionales como Carlos Ruiz Zafón.

Vemos una estrecha relación entre libro y mercado, se articula la novedad del libro con una gran promoción, intereses y mecanicismos de la industria cultural. Existe la supuesta idea que el público no lee libros porque sean de buena calidad sino porque han proyectado una buena promoción detrás, hacia un desarrollo comercial. El modelo sintomático de autor que realiza períodos cortos de producción, por ejemplo lanzando una novela anual. Otro factor importante es la colaboración estrecha del mundo literario con el audiovisual. Una gran número de best-seller suelen acabar proyectados en la gran pantalla: desde Harry Potter, Crepúsculo hasta la más actual, los juegos del hambre.

Centrándonos en la escritura narrativa que acompaña al best-seller, hallamos una fórmula de combinación sencilla. Una fusión de ciertos géneros literarios en unísono: intrigas, acción, historia y arropándolos con misterios. Como contó Grisham al ser entrevistado por E.Lago; él no se siente escritor, no siente que haga literatura, escribe para su público fiel pero sabe que no hace obras literarias. Si la fórmula tiene éxito se suele repetir la misma estructura. Muchos escritores de best-seller afirman que su deseo es que el lector aprenda cosas mientras leen sus novelas. Podemos poner de ejemplo la Catedral del mar, hallamos como referencia la época feudal en Catalunya. Ildefonso Falcones nos explica un período histórico y el dominio de los señores sobre el siervo, inclusive incluye el testamento de padre a hijo.  Otro gran ejemplo sería Dan Brown con su obra “el código Da Vinci”, que tuvo mucha repercusión. Sus descripciones enigmáticas de grandes obras de arte e historia. ¿Pero cuál es la fórmula para realizar un buen best-seller? No se sabe. La magia del best-seller descansa sobre una buena fase de fusión de géneros, que conlleva a obtener un público más amplio. Las novelas de aventuras es el género que atrae a mayor número de público.

El mundo del best-seller en España emprende su andadura en los años 90. Después del franquismo se produce un rápido proceso de consolidación del neocapitalismo, afirmándose con la llegada de la esperada transición. Durante la transición y el proceso democrático, diversas editoriales comenzaron a emerger hasta convertirse en las editoriales más importantes. En España hallamos la editorial Planeta, la cual aumentó gracias a la concentración empresarial hasta ser una de las más importantes. Me refiero a la concentración de muchas empresas y la colaboración en el ámbito internacional. Por ejemplo la editorial Planeta: Planeta internacional (Argentina, Chile y Méjico), planeta de Agostini para la creación de fascículos. En 1982 fue propietaria de la editorial Seix-barral y Ariel en 1997 de Espasa Carpe y Destino. Ese triángulo que encontramos entre autor, editorial y mercado literario, nos provoca el reclamo de premios tradicionales como: el premio Nadal, premio Planeta o el premio nacional de literatura. En el mejor de los casos se inician tiradas al número de best-sellers. Los autores españoles más destacados son: Matilde Asensi, Carlos Ruiz Zafón, o inclusive Javier Serra que vendió dos millones con su obra, la cena secreta.

Según David Viñas, en su libro sobre el enigma del best-seller, el perfil del lector suele ser femenino. Stephen King lo deja muy claro, y sale recogido en esta obra: [ Por lo general cuando estoy en una de esas salas elegantes que tienen los aeropuertos, los demás parroquianos hacen caso omiso de mi; están demasiado ocupados hablando por teléfono o cerrando tratos en la barra. Lo cual me parece perfecto. De vez en cuando, uno se me acerca y me pide que le firme un autógrafo para la mujer. Las mujeres suelen asegurarme esos tipos de traje caro y maletín en ristre, ha leído todos mis libros, mientras que ellos no han leído nada, cosa que también quieren dejarme claro]. ¿Es cierto que solo leen mayoritariamente best-seller las mujeres?

Umberto Ecoo publicó Apocalípticos e integrados, ensayo que narra muy bien esa diferencia entre los apocalípticos que encabezan las élites, defendiendo una literatura totalmente minoritaria, ante intelectuales que defienden las masas y la cultura popular. Según la élite el best-seller actual es una literatura vulgar, por lo tanto lo denominan infraliteratura. Los críticos incluyen a la mismísima Agatha Christie.

Existen dos términos importantes; fast-seller, aquella literatura que emerge con rapidez de forma inesperada, pero se va con la misma velocidad. O los log-seller, los libros que emergen con rapidez pero siguen vendiendo al transcurso del tiempo. Si sobreviven mucho tiempo e inclusive podrían convertirse en un clásico.

Volviendo a la batalla entre apocalípticos e integrados, es el espaldarazo de la élite contra la cultura de masas, por la nostalgia hacia lo pasado; donde la cultura era solo satisfacción de unos pocos privilegiados. Minorías especializadas contra mayorías incultas. Fijémonos en Umberto Ecco un instante, él escribió el nombre de la rosa, una de las novelas categorizadas como best-seller pero,  a la vez tuvo buenas críticas, hasta introducir la novela dentro del grupo de clásicos. Umberto Ecco personifica el best-seller de buena calidad. Si la novela está bien echa, debe ser respetada. En esta batalla de críticos y escritores de best-seller, hallamos varios estudios sobre dicho tema.

Ortega y Gasset es un defensor del modelo cultural elitista, porque según él, la masa distorsiona lo correcto. En esta afirmación, el best-seller es un producto artístico de cultura de masas, y por lo tanto, al estar al alcance de todos su poder se devalúa. La posible destrucción del best-seller afectaría a escritores como Arturo Perez Reverte, que es sumamente criticado y él lo asume. Es una de las características más curiosas de un escritor, es consciente que sus obras siempre están en el punto de mira. Sigue siendo un tema confuso, porque por una parte sus obras le otorgan una calidad pésima, pero por otro lado le otorgan un título académico. Arturo Pérez Reverte es académico, y en su caso de la real academia Española. En ese sentido, un escritor o escritora de best-seller puede escalar posiciones hasta ser doctor honoris causa, que le construyan una estatura, o escribir su nombre en alguna calle.

Sergio Vila Sanjuán con su ensayo “código best- seller” se aproxima al fenómeno de manera positiva. Él está de acuerdo con la creación de los best.seller porque es una oportunidad para ganar lectores, y también para mostrar que el gran protagonista de sus ventas no es el marketing, sino a la sociedad contemporánea que los compra. Sergio muestra que el primer best-seller de la historia de occidente es la biblia, por ser el libro más vendido y leído. Sigue siendo confuso y contradictorio que toda la literatura best-seller es de baja calidad si la biblia se estudia en el mundo académico.

Vivimos en un mundo capitalista, en el cual los mercados mandan para extraer el máximo beneficio posible. Estoy a favor de una buena historia de calidad, dejando a un lado si es best- seller o no. Lo que no es justo es que una minoría decida y obligue lo que es de buen gusto o no. Como expresa una amiga mía: para gustos, culos. En España el canon está muy aferrado al realismo literario, y por lo tanto, la ficción puede acarrear la categoría de segunda fila.

Bibliografia:

Viñas Piquer, David: el enigma del best-seller (fenómenos extraños en el campo literario). Editorial Ariel, Barcelona 2009.

Vila-Sanjuan, Sergio: código best-seller, las lecturas apasionantes que han marcado nuestra vida. Editorial: temas de hoy. Madrid 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s