Home

url-113La película que voy a analizar se titula Blade Runner, y fue dirigida en 1982 por Ridley Scott. Aunque al principio la película fue un fracaso, posteriormente se ha convertido en película de culto, gracias al montaje que elaboró el director en 1990. Fue protagonizada por un elenco de futuras estrellas, entre el reparto encontramos a Harrison Ford, famoso por la saga Star Wars, y una jovencísima  Sean Young. La película está basada en la obra de Philipp K Dick: “¿que sueñan los androides con ovejas mecánicas?”, aunque el film tiene poco que ver con la obra en sí. Muchos críticos afirman que es mejor la película que el libro.

La película fue una gran revolución en el campo estético y visual, consiguió innovar en el campo de la ciencia ficción. Podemos observar las imágenes postapocalípticas del principio del metraje, cuya muestra es ver los ángeles de 2019 muy parecida al mundo nipón. Concretamente como Tokyo, al ver en una pantalla a una asiática comiendo. A la vez vemos una gran segregación entre la élite y la población, es decir, lo mismo que describía el cyberpunk, la baja sociedad se visualiza en un estado de una ciudad semidestruida; donde observamos basura por las calles, e inclusive la existencia de suburbios totalmente sucios y oscuros. La vida cosmopolita se nos muestra al límite entre la combinación de elementos de alta tecnología con viejas construcciones, como alternando una sociedad multicultural donde mezclan las costumbres y el lenguaje. Esta primera observación de lo estético es la primera aportación de este film al universo cyberpunk, donde rige un capitalismo feudal cuyos dueños son capaces de las mayores atrocidades mostrando un desapego hacia la vida ajena y humana. Predomina la individualidad confusa, ese posmodernismo que plantea el movimiento.

blade-runner ciudad

Dentro de ese marco estético oscuro, símil al cine negro, se construye la trama. Harrison Ford da vida al protagonista cuyo nombre es Deckard. Interpreta a un policía retirado de una unidad especial denominada Blade Runner, cuya función es retirar a replicantes que vienen de las colonias espaciales. Los villanos son esos androides descritos como replicantes, que entran ilegalmente en la tierra cuya misión es saber más de su propia existencia, y la lucha por prolongar su corta vida. Deckard también podría ser un villano, por eliminar a los cuatro replicantes. Entre las características del cyberpunk encontradas en la película destacamos su basta simbología que ha dado, inclusive, a debates. La imagen más clara de la religión sería cuando el último replicante que queda con vida, Roy Batty, se perfora la mano con un clavo como la crucifixión. También destacamos la figura de Tyrell como un dios que crea a las máquinas buscando en ellas la perfección. La simbología será un tema muy recurrente en toda la filmografía del cyberpunk, donde su mayor esplendor será en Matrix. Otro de los planteamientos más originales del universo cyberpunk es el gran predicamento que adquieren las grandes corporaciones, en este caso, la flamante Tyrell Corporation. En algunos casos llegan a reemplazar las estructuras de poder que eran otorgados a los gobiernos. Mientras que las corporaciones su única finalidad es hallar el máximo beneficio, y multiplicar sus ganancias, la sociedad se va transformando en una jungla donde puedes ser el cazador o el cazado. En esta película el cazado es representado por la figura del androide, cuya creación es para su explotación como esclavo en las colonias que los humanos poseen en el espacio. Dentro de la colonización los androides se ocupan de diferentes tareas: técnicos, guerreros e inclusive prostitutas. Ellos son los esclavos modernos de un futuro pesimista. Otro de los temas recurrentes y hartamente tratados a lo largo de la ciencia ficción es el descontrol de la ciencia y la idea de que el avance desmesurado podría llegar a crear una inteligencia artificial, por lo tanto, un peligro para los propios creadores. Como la escena en la cual Batty asesina a Tyrell después de decirle que no puede prolongar su vida. Es en ese punto donde encontramos la idea más importante de la película y que la hace tan interesante: la existencia de la condición humana, y la impotencia de la caducidad vital. El proceso de humanización del robot es un hecho palpable dentro del género fantástico de principio de los ochenta. En Blade Runner expone al androide como clave del existencialismo, y es que los replicantes representan a la misma raza humana por el hecho de que jamás podremos evitar la muerte del ser humano. Como bien afirma Valentí Navarro, la pelea final entre Deckard y Batty se salda con la última demostración de auténtica humanidad cuando el replicante decide salvar al Blade Runner, ya que su amor por la vida es más grande. La frase final de Batty ha pasado a la posteridad como uno de los diálogos más emotivos del cine: “yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lagrimas en la lluvia. Es hora de morir“.

blade_runner

Anuncios

Un pensamiento en “BLADE RUNNER (RIDLEY SCOTT)

  1. Enhorabuena por tu análisis muy completo, aunque hay algo en lo que discrepo. La película no puede considerarse Cyberpunk en el término más estricto.
    A pesar de que en ocasiones he llegado a leer que Blade Runner era el modelo por excelencia del cyberpunk, discrepo radicalmente.
    Blade Runner es cine negro ambientado en el futuro, un futuro distópíco. El término Cyberpunk hace referencia a la novela de William Gybson Neuromancer, la novela trataba sobre la adicción en el futuro a la alta tecnología. hablaba del miedo a los ordenadores y a lo que la nueva tecnología pudiera acarrear.
    La novela es totalmente contemporánea a la película, tanto que Gybson cambio algunas cosas después del estreno de la película. Es decir, Cyberpunk nació en 1982 y por eso han podido confundirse.
    Hay muchas diferencias entre Blade Runner y la cultura cyberpunk. La fundamental es que en la primera todavía el mundo es de los hombres (son los policias) en la cyberpunk siempre es la máquina la que se a adueñado del mundo.
    en Johhny Mnemonic tienes el ejemplo de Gybson. Matrix es la saga que después le daría ese aire futurista o gótico que ahora se conoce como cyberpunk.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s