Home

“Aquella mañana me desperté llorando. Como siempre. Ni siquiera sabía si estaba triste. Junto con las lágrimas, mis emociones se habían ido deslizando hacia alguna parte. Absorto, permanecí un rato en el fotón hasta que se acercó mi madre y me dijo: Es hora de levantarse>>”.

Esta novela japonesa publicada en el año 2008, en España por Alfaguara, es un auténtico huracán de sentimientos. Nos habla del amor entre dos estudiantes: Sakutarô y Aki. Él es sarcástico y ella es inteligente, en pocas palabras, la estudiante perfecta tanto en comportamiento como en belleza. Durante la novela ves ese proceso adolescente de la amistad hacia el amor. Un amor que durante la novela deberán esquivar obstáculos a causa de “x circunstancias” ocurridas a Aki, que nos dejará bastante trastocados/as.  Esta obra nos provoca sufrimiento, y  el indudable llanto. Reflexionamos sobre la esperanza de que realmente exista entre las personas un amor tan pasional y sincero. Un amor que mueve fronteras, un sentimiento por el cual harías lo que fuera por la otra persona. Un amor imborrable de por vida.

un-grito-de-amor-desde-el-centro-del-mundo

Escrita de una manera sencilla, nos veremos envueltos en saltos en el tiempo durante toda la narración hasta el desenlace, (acronológico).

¿Qué destacaría de dicha novela? Principalmente el tema: el amor adolescente tan tópico en las series japonesas. Pero lo que tiene de especial este libro es como es descrito el sentimiento dentro de los protagonistas, y sobre todo como ante acontecimientos dramáticos como la enfermedad de Aki, por el que se toman decisiones que marcan sus vidas. Otra de las características a destacar es el trato con el aspecto meteorológico durante el transcurso de la trama; es decir, como se ve reflejado su amor durante los cambios de estación, las lluvias, o aparición de insectos. Referente a los insectos destaco la aparición en una escena de luciérnagas que podría profetizar el destino de uno de los protagonistas. Ese echo me ha recordado a una fantástica película titulada la tumba de las luciérnagas de Isao Takahata (1988). Los dos juegan con bellas y crudas descripciones el destino con bellos detalles propio de la cultura japonesa. Y sin dudas esta novela es mágica por el trato referente a la vida y la muerte abrazadas con el sentimiento más puro y pasional del amor. Narrada desde primera persona se nos hace más cercana  por su aspecto personal, un gran acierto del escritor que nos sumerge en los pensamientos de Sakutarô hasta sentirnos parte de él.

En resumen, aunque para algunos puede ser un libro difícil de leer por la crudeza en algunos capítulos que provocan desesperación y llanto. Aunque te trastoca  los actos de los personajes por el amor que hay despierto durante toda su vida, es de obligación leerla alguna vez en la vida. Me despido con un párrafo que explica muy bien lo que debería ser el amor, el estar enamorado:

“Pero enamorarse de alguien significar pensar primero en el otro. Si yo sólo tuviera un poco de comida, querría dártela a ti. Si yo tuviera muy poco dinero, antes que comprarme algo que me gustara a mi, te lo compraría a ti. Y ,solo con que tu me dijeras que estaba bueno, ya se me quitaría el hambre. Y, si tú estuvieras contenta, también lo estaría yo. El amor es eso, ¿Crees que hay algo más importante que eso? 

Puntuación 8’5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s