Home

Tsukuru Tazaki es un chico solitario, inaccesible para los demás y que se valora poco. Es como la nada, no posee color, según él no posee ninguna característica que le haga resaltar sobre los demás. Tsukuru tiene una obsesión bastante peculiar: los trenes, sobre todo la construcción de estaciones. Al principio de la novela conocemos a otro personaje importante, podríamos denominarla el personaje secundario que hará remover el pasado de Tsukuru. Sara, la chica por la que Tsukuru suspira es la confidente de un episodio trágico que jamás ha sido antes desvelado por él: la pérdida de sus amigos y su profunda depresión. Sara ve algo extraño en Tsukuru se da cuenta que debe abrir la puerta del pasado para enfrentarse a los fantasmas que allí habitan y que no le dejan avanzar, así que nos adentramos en una aventura dónde deberá averiguar que sucedió exactamente 16 años atrás para ser expulsado del grupo de amigos que frecuentaba.

9788483837443

Destacamos:

– La música que siempre acompaña su mundo literario.

– Lo espiritual

– El mundo onírico, los sueños que nos confunde lo real con la ficción.

– Flashbacks entre el pasado-presente

– La fragilidad en la mujer

-El concepto de la muerte.

– La soledad.

Murakami tiene un estilo propio que destaca entre otros escritores porque se basa de unos ingredientes para cocinar una novela con características que definen el lenguaje que emplea. En todas sus novelas profundiza en las emociones del ser humano, sobre todo en lo abstracto para acercarse a lo espiritual: al alma. Toca sobre todo un tema con el que la juventud nos podemos identificar: la soledad. Todos a lo largo de nuestra vida nos han traicionado, no conozco a nadie que no se haya sentido decepcionado por algún amigo o amiga, que no haya sufrido. Alguien que te rompe el corazón en mil pedazos, y a veces, esa amistad es más difícil superarla que una relación de noviazgo.

Se agradece que el autor sea fiel a la tradición literaria japonesa, y podamos disfrutar de una estructura en tempo pausado, con un excelente lirismo y mucha simbología. Las novelas de Murakami se pueden sentir, se pueden ver por sus peculiares descripciones que detalla absolutamente todo, como si estuvieras viendo una película, y la música su amiga fiel. La música que al final parece que la oyes, hasta introducirte en el universo Murakami del cual no puedes salir. Sus novelas son para disfrutarlas desde principio a fin como si disfrutaras de un viaje sin preocuparte el final, es lo que más me gusta de él. Estamos acostumbrados a leer un libro y mirar las paginas que faltan para saber como acaba, con Murakami no pasa porque él no sigue una estructura típica de principio, nudo y desenlace; con sus obras disfrutas de la aventura sin preocuparte por el final porque suelen ser en muchos casos, más bien la mayoría, finales abiertos. Por ese motivo no hay que sentirse defraudado, sus novelas son para disfrutarlas palabra por palabra, desmenuzarlas y vivir una gran experiencia como lector/a.

Recomiendo escuchar una pieza fundamental que se menciona durante todo el libro: “los años de peregrinaje de Franz Listz” y la pieza es: “Le mal du pays”.

Destacar para finalizar la traducción de Gábriel Álvarez Martínez al saber plasmar el lirismo de Murakami que no es nada fácil.

Mi nota es un 9’5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s